La vida es como una caja de bombones. Oposiciones a juez.

Blog Es Justo

Hoy se han convocado oposiciones para cubrir 35 plazas de jueces.

A ellas concurrirán personas que han dedicado la mayor y mejor parte de su vida al estudio, con renuncias personales inmensas.

El opositor tiene días malos y peores. Sólo la familia sabe de su carácter insoportable. Sólo las parejas que no se rompen saben que es no tener fines de semana, vacaciones, ni aun idea de donde se acabará viviendo. Sólo los amigos saben de sus bajones de ánimo y de sus rendiciones temporales.

El estudio y la fuerza de voluntad son el camino.

La meta no es un trabajo estable. Para nada. En los tiempos que corren lo puede parecer. Pero los que lo consigan ganarán mucho menos y trabajarán mucho más que en los puestos de la empresa privada equivalentes a su nivel.

El logro al ganar las oposiciones es el servicio a la comunidad, administrando recta e imparcial Justicia.

Al terminar la carrera dediqué 3 años a opositar. No aprobé. Los siguientes 18 años ejercí la Abogacía con la insustituible preparación que me dieron los años de opositor. Hace poco he completado mi primer año como Magistrado.

Mucho ánimo, opositores. Ya lo decía la madre de Forrest Gump: la vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar.

Jorge-Oswaldo Cañadas Santamaría.

Autor: Jorge Cañadas

Magistrado. Profesor Tutor UNED Teruel.