Cada quien es cada cual

Blog Es Justo

Esta mañana un ciudadano disconforme con una decisión mía se ha desahogado diciendo que todos los jueces somos unos corruptos. Inmediatamente se ha disculpado.

No me ha sorprendido la reacción en vista de la dimensión del hartazgo de la gente con casi todo y con casi todos.

De todas formas, entre tanto cabreo, puede que estemos perdiendo de vista que de la que tenemos encima sólo podemos salir con la suma del esfuerzo de los mejores. De las mejores personas y de los mejores profesionales.

Tengo la suerte de conocer gente solidaria y altruista dejándose la piel por y con los que peor lo están pasando. Y a diario convivo con profesionales que admiro en su trabajo duro, decente y encaminado a la excelencia.

Es verdad que también hay gente de otro tipo, pero no me interesan.

En los primeros tengo el ejemplo que quiero emular, la confianza de que a diario hacen un mundo mejor en el entorno que los rodea y que ese es el camino de salida.

Jorge-Oswaldo Cañadas Santamaría.

Autor: Jorge Cañadas

Magistrado. Profesor Tutor UNED Teruel.